© Fundación Must, 2019
contacto@must.cl
  • Must

Un gran 2016

Queridos musters, amigos y cercanos al proyecto:      Exactamente hace un año cerramos el 2015 con un "¡Veamos qué depara el 2016!"... Y acá estamos, ya se acaba el 2016... ¡Y qué año fue!

​     No podemos dejar que termine sin agradecer profundamente a cada una de las personas que participaron de una u otra forma a lo largo del año en las actividades de MUST, así como también a los colaboradores y auspiciadores que permitieron sacar adelante un nuevo año del proyecto.      Gracias a los apoderados que constantemente apoyan por diversos medios a la Fundación o que buscan mantenerse informados de nuestras actividades, y gracias a los old musters, a esos que ya no trabajan día a día en el proyecto, pero que siguen conectados de diversas maneras.      Pero nuestro mayor agradecimiento va para los VOLUNTARIOS del Mackay y del St. Margaret's que durante todos estos meses (e incluso desde antes) apoyaron y participaron en cada una de las actividades realizadas, desde los reforzamientos, pasando por las construcciones, colectas, charlas y mucho más ¡Gracias por su energía, su entrega y las ganas de querer cambiar las cosas!      El otro gran grupo al cual le agradecemos profundamente es a nuestros amigos del STAFF 2016. Estamos tremendamente orgullosos y agradecidos por su trabajo y por poner a MUST en primer lugar. Sin ustedes y sin el constante trabajo de cada una de las comisiones el año no habría sido lo que fue. Sabemos que a veces es difícil coordinar tiempos, pero lo dieron todo y dar las gracias por acá es poco. Como Jefa, cuesta tener que despedirse del tremendo año que tuvimos. Haber terminado el 2016 así es gracias a todo el esfuerzo y las ganas que cada uno puso en las distintas actividades que hicimos. Muchas gracias por las risas, por su responsabilidad, por el compromiso y por la buena onda. Sin duda fue uno de los mejores años que he vivido en MUST y eso es gracias a las distintas personas que fueron parte de él y entregaron su apoyo. Tomémosle el peso al cambio que estamos haciendo, tanto en otros como en nosotros mismos. Preocupémonos más de la persona que está al lado.  Como Jefe, les doy las gracias a por haber confiado estos dos años en mí. Agradezco a cada voluntario, a cada persona que fue parte del staff y a mis dos excelentes co-jefas que me acompañaron el 2015 y 2016. Sin ellos el trabajo, la motivación y el compromiso no hubiera sido el mismo. Solo me quedan palabras de agradecimiento y me voy muy feliz, confiando en que queda MUST para rato y que las futuras generaciones se harán cargo de esta tremenda fundación.      ¡El mejor de los éxitos en todo lo que venga!

     Con cariño, Antonia Montero Wood, Jefa General 2016 Javier Salazar Saldías, Jefe General 2015-2016