© Fundación Must, 2019
contacto@must.cl
  • Must

Testimonios: lo que significa MUST para Victoria Black


Hace dos años conocí la fundación cuando partí yendo a reforzamientos, en un principio no me gustó tanto, simplemente porque pocas veces me tocaba estar con un niñito o niñita a quien ayudar a hacer su tarea o a estudiar y entonces hacía otras cosas, como organizar las actividades con otros voluntarios o hacer tareas para que después los niñitos las resolvieran ese mismo día u otro y debo admitir que hubieron veces que simplemente no hice nada productivo, por lo que me sentí un poco inútil e ineficiente, por eso mismo me desmotivé y deje de ir por un par de meses.


Sin embargo, decidí darle otra oportunidad y volver, pero esta vez lo hice con ganas de ayudar y de hacer cosas productivas, porque de no ser así básicamente sería lo mismo a no ir. Entonces, a pesar de no tener a “mi” niñito o niñita, iba igual para compartir, aunque fuera un rato con alguno, ya fuera conversando, jugando o simplemente escuchando algo que ellos quisieran contar, aparte de otras veces en las que sí tuve la oportunidad de apadrinar a alguno y ayudarlo a estudiar para alguna prueba, a leer o a hacer tareas. Y fue así como me di cuenta de que los pequeños detalles realmente pueden hacer diferencias y de que por más mínimo que fuera aquello que hiciera en reforzamientos por los niñitos sería algo que los ayudaría a ellos, desde sacarles una sonrisa hasta hacer que aprendan a resolver un ejercicio en matemáticas u otras cosas que mejoraran sus resultados en el colegio. Me di cuenta de que cualquier cosa puede llegar a generar un cambio en sus vidas, ayudándolos a olvidarse por un rato de la realidad en la que viven y a salir adelante.


Después, básicamente este año, tuve la suerte de conocer a Gaspar, un niño que va a los Reforzamientos en la Villa Primavera, que sin duda es lo mejor que me ha pasado en cuanto a mi experiencia en MUST, ya que gracias a él comprendí que los reforzamientos son mucho más que ir a enseñarle a los niños de la villa, se trata de ir a conocerlos, aprender de ellos y dar lo mejor que uno pueda para lograr un cambio en ellos, lo que me ha hecho querer seguir participando.


Por otra parte, el año pasado tuve la oportunidad de ir a las construcciones en Santo Domingo, organizadas por la fundación, fue una experiencia increíble e inolvidable y que sin duda me hizo crecer como persona. Lo que más rescato de esta es el agradecimiento de “el Pío”, a quien le construimos la casa, ya que nos recibió todos los días con los brazos abiertos y de la mejor manera posible, ayudándonos, dejando de lado otras cosas que tenía que hacer, para que no se nos hiciera tan difícil el proceso de construir. Esta experiencia me ayudó a darme cuenta de que somos capaces de generar grandes cambios, pues a pesar de que el hecho de construir una casa a una persona o familia no provoque ningún cambio a nivel estadístico o nacional, según dijeron en una charla que realizaron en Santo Domingo, sin duda provocó un cambio gigante en la vida de “el Pío”.


Es por esto que, gracias a MUST, yo considero que la acción social consiste en ayudar a hacer un cambio, sea cual sea.