© Fundación Must, 2019
contacto@must.cl
  • Must

¿Qué es lo que me hace feliz?

Los años pasan volando en torno a una enorme cantidad de actividades: colegio, universidad, trabajo, cargos, centros de alumnos, ascensos, deportes. Hacemos muchas cosas, sin siquiera detenernos a pensar si realmente lo hacemos porque nos gusta, porque nos apasiona, porque nos mueve, porque nos hace felices. Hace tres años que pertenezco al Equipo de MUST y cada año que vuelvo de las construcciones llego a mi casa con una sensación inexplicable. Es una mezcla de sentimientos: no se si reírme, si gritar o si llorar. Lloro, y no sé si es de pena o de alegría. Una vez les dije a mis cuadrilleros que sentía que me iba a mi casa flotando, flotando de lo hinchada que estaba de alegría y de emociones.

Me detengo y pienso: esto es lo que se siente estar feliz por algo que hiciste, por un trabajo bien hecho, porque hiciste algo en lo que crees y que amas. Nunca, por ninguna de las cosas que había hecho, me había sentido así. No me malinterpreten, no estoy diciendo que antes de MUST era una persona infeliz. Tengo una familia y amigos maravillosos que me han hecho enormemente feliz en mis relaciones personales. Pero me faltaba algo: hacer lo que amo. Soy una persona afortunada, porque gracias al proyecto (ahora fundación) sé qué es lo que me llena. Imagino con miedo qué hubiese pasado si nunca hubiese sabido lo que era sentirse así, si hubiera seguido por la vida haciendo cosas sin detenerme a reflexionar por qué las hacía.   Ahora que estoy consciente de esto, sé hacia dónde tengo que dirigir mi vida, sé hacia donde quiero enfocar mi carrera. Sé que en el futuro, cuando llegue al final del día cansada a mi casa, sintiendo lo que MUST alguna vez me hizo sentir, es porque habré tomado todas las decisiones correctas, porque hoy estoy haciendo lo que debo; es porque estoy haciendo algo que me llena completamente. Lo que escribo hoy es una invitación a que nos sentemos a pensar qué nos hace felices. Es una invitación especialmente para los voluntarios que están en cuarto medio, que darán la PSU y tendrán que elegir su carrera. Hay muchos factores en juego: qué queremos estudiar, qué es lo que nuestros padres quieren para nosotros, qué es lo que el colegio, mis amigos y mi familia esperan de nosotros, qué es lo que me gustaría estudiar. Pero muy pocas veces nos detenemos a pensar lo fundamental: ¿es esto lo que me va a hacer feliz el día de mañana? Cuando estaba en cuarto medio no pensé en esto, y aunque lo hubiese hecho, aún no sabía lo que me hacía feliz.  Voluntarios, no hay que tener miedo a equivocarse al momento de tomar decisiones. No es el fin del mundo cometer un error, nada es una pérdida, con todas las experiencias se gana algo, todo es un aprendizaje. Están recién comenzado un camino que vendrá lleno de elecciones difíciles, en especial porque es probable que aún no sepan qué es lo que quieren. Todos los factores a considerar son importantes, pero no se dejen influenciar por completo por opiniones de terceros. Hagan un ejercicio mental: si solo existiera yo y pudiera elegir lo que quiera, ¿qué es lo que realmente me hará feliz? (dormir no cuenta). Aprovechen todas las oportunidades que se les presenten, no dejemos de hacer cosas por miedo, por lo que opinan los demás, por creer que no nos va a gustar, por pensar que no somos capaces ¿Cómo lo sabremos, si nunca lo intentamos? Las construcciones fueron una de las muchas oportunidades que se les presentarán en su vida, y me imagino que muchos se encontraron con algo que no esperaban. Todas las posibilidades que se presenten son instancias para conocernos, para el día de mañana elegir conscientemente qué queremos hacer de nuestras vidas. Es triste pensar el poco tiempo de mi vida que dedico a hacer lo que más me gusta. Las construcciones son solo una vez al año y los reforzamientos son solo los días viernes. Pero nunca es tarde para ninguno. No solo para los que están en el colegio y que están recién partiendo, sino que para los que ya estamos estudiando en la universidad o trabajando. Hagamos más cosas que nos llenen el alma, enfoquemos nuestras carreras en lo que realmente nos apasiona, en lo que nos da la sensación de que estamos “flotando”. No a todos nos hace feliz lo mismo, esto es lo que me hace feliz a mí. Pero los invito a sentarse a pensar, a conocerse a sí mismos y a preguntarse:“¿qué es lo que me hace feliz?” Maríaclara Jeria Navarro Staff Must 2014-2016 Voluntaria Must 2012-2013