• Must

Hablemos de Reforzamientos

Para hablar de nuestros reforzamientos escolares, o más conocidos como "Refuerzamust", en la Villa Primavera, es común partir contando qué hacemos específicamente. Y sin querer ser tediosos o repetitivos, nos gusta contar lo que hacemos, porque hemos sido testigos de un gran desarrollo de todos quienes se han involucrado en la comunidad de la Villa. Desde mediados de marzo hasta diciembre, todos los viernes en el quiosco de Bosques de Montemar se reúne un grupo de voluntarios de II, III y IV Medio para luego partir acompañados por un grupo más pequeño del staff a realizar los reforzamientos en la sede vecinal de Villa Primavera.     Desde el 2012, año en que partimos armando esta rama de MUST, hemos ido estructurando los reforzamientos de una forma en que los niños que van a estudiar puedan compatibilizar el desarrollo de sus tareas o estudios, con un rato muy necesario de esparcimiento y entretenimiento. Así entonces, durante los primeros años, la primera media hora era de estudio y la segunda media hora era de juegos con los niños en la cancha. En los inicios no éramos muy conocidos; costó mucho que la gente empezara a confiar y creer en nosotros: teníamos muy pocos niños que iban a estudiar y unos cuantos solo iban a pasar el rato, y rara vez llegaban más de 15 voluntarios a enseñar.     Luego de hacer charlas en los colegios, invitando a más voluntarios a sumarse a nuestras actividades, semana a semana fuimos creciendo, promocionando cada vez más los reforzamientos, consiguiendo más niños que quisieran ir a estudiar con nosotros. Sabíamos que quizás no éramos los mejores enseñando, para todos era una nueva experiencia, pero nuestra motivación de seguir yendo viernes a viernes era poder sacar un rato a los niños de su rutina, que algunos olvidaran los problemas de la casa, que pudieran soñar sin miedos y  aprender de formas divertidas. Nos dábamos por pagados al conseguir una sonrisa y un abrazo de ellos.      Hoy, cuatro años después, puedo decir que hemos crecido de una manera increíble. Nos conocen, quieren y respetan dentro de la Villa. Cada vez estamos siendo más "profesionales": De a poco hemos ido armando nuestras propias cajas de materiales y guías escolares, hemos ordenado nuestro horario e implementado nuevas actividades. Hoy los niños estudian una hora completa y la que antes era media hora de juegos, hoy es una media hora de actividades valóricas (trabajando un valor por mes) e interactivas, preparadas por miembros de las distintas comisiones del staff (¡nadie se queda afuera!) con la ayuda indispensable de los voluntarios.     Hoy contamos con una base de datos de todos los niños de la Villa Primavera que participan en los reforzamientos: asisten entre 25 a 30, y más de 40 voluntarios los acompañan todas las semanas, siempre alegres.     Como proyecto jamás imaginamos tener un número así  trabajando con nosotros ¡Estamos demasiado contentos! Todas estas cosas hoy nos pueden resultar muy evidentes para un reforzamiento, pero no lo son. Armar un proyecto como este desde cero implica que todo se hace a un ritmo que muchas veces uno espera que fuera más rápido; sin embargo, lo importante es que al final las metas se van cumpliendo.  

  Se aprecia una mejora en el comportamiento de los niños y cada vez se toman más enserio nuestra hora de estudio; están más interesados, concentrados, saben que estamos haciendo esto para ellos. Hoy dejan de jugar afuera para poder trabajar la hora completa. Se nota su preocupación en momentos como cuando nos muestran sus notas e incluso a final de año cuando un par te dice, con una sonrisa de oreja a oreja, “¡Pase de curso!".     Los voluntarios han creado lazos demasiado fuertes con los niños: es cosa de llegar a la Villa y ver cómo salen corriendo de los blocks, sonriendo y gritando el nombre de su "tío", directo a abrazarlos y a mostrarles sus cuadernos o tareas.     Son estas las acciones que a uno le dicen que estamos haciendo las cosas bien, que tenemos que seguir. Hoy en día contamos con la ayuda del profesor Hugo Fuentes (ex profesor del colegio Mackay y actual profesor del Preuniversitario “Stella”), quien nos ha estado asesorando tanto en las materias y formas de abordar ciertas materias escolares, como también la manera en cómo llegar a los niños de mejor forma.     Quiero aprovechar estas líneas para dar las gracias a cada uno de los que han participado en estos cinco años de "Refuerzamust": voluntarios y staff. Esto jamás estaría así sin su ayuda.     Ahora, ¡a seguir con ganas y motivación, que queda mucho por mejorar! Los que quieran participar, bienvenidos sean ¡Los esperamos con los brazos abiertos!     ¡Nos vemos el viernes! Franco Perocarpi Comisión de Apadrinamiento

© Fundación Must, 2020
contacto@must.cl