• Must

Construir Catedrales

“¿Ejercer liderazgo o vivir como lechuga?”

 Con esa interrogante recibió Ricardo Urenda, profesor de los cursos de Liderazgo de la Universidad Adolfo Ibáñez, a un grupo de voluntarios, miembros del staff y old musters que asistieron durante la mañana del sábado 30 de mayo a una interesante actividad en que fueron desafiadas sus capacidades de organización y resolución de problemas.

En el marco de las actividades organizadas por la comisión de Formación, esta instancia tenía como objetivo que los asistentes, y sobre todo los voluntarios de los colegios, pudieran entender que depende de ellos hacerse parte de los cambios, proponiendo e innovando; y más que eso: entendiendo que en cada decisión nuestra hay un “por qué que está implícito. Para ilustrar esto, Ricardo les contó a los asistentes una historia protagonizada por un grupo de hombres que picaba piedras en una cantera. Al preguntárseles qué hacían, algunos respondieron “picamos piedra, ¿qué más?”; otros veían más allá y dijeron: “Construimos una catedral”. Con ese sencillo planteamiento, Ricardo Urenda fue capaz de ejemplificar la trascendencia que nuestras acciones tienen en el entorno y en las personas con las que día a día nos relacionamos, aunque a veces el resultado no podamos verlo.

La exposición hizo mucho énfasis en aprender a asumir los riesgos. La historia está llena de momentos cruciales en que las personas han debido optar por lo que parece más incierto, derivando en grandes descubrimientos y transformaciones. MUST aspira a eso; el lema lo dice. Desde sus inicios, el proyecto ha querido plasmar en los voluntarios y en los miembros del equipo las ganas de ser un factor de cambio, de influir positivamente en lo que nos rodea. Fácil sería quedarse cómodo como una lechuga, viendo cómo todo pasa y permanecer inerte antes los problemas que surgen. La actividad del sábado fue una instancia potente para motivar a la juventud a que asuman los desafíos: “¡Por favor, no lleguen a los sesenta y cinco años arrepentidos de no haber asumido riesgos!”, dijo Ricardo en reiteradas ocasiones.

Para la tranquilidad de nuestro invitado, todos quienes asistieron el sábado a la UAI, de alguna u otra forma salieron convencidos del mensaje: no hay que dejar que el tiempo pase; es ahora el momento para actuar, empujar los límites y empezar a construir catedrales.


© Fundación Must, 2020
contacto@must.cl